Home » Artículos
 

 
Esta página que está viendo forma parte de una versión anterior de nuestro sitio, por favor haga click para ver
Seguridad basada en el comportamiento
Salud ocupacional basada en el comportamiento

 

 
Acerca de Ing. Roberto F. Minguillón & Asociados

PROCESO DE SEGURIDAD BASADA EN EL COMPORTAMIENTO INTEGRADO A LAS DIRECTRICES DE LA OIT

En las Directrices de la OIT, al igual que en el Proceso de Seguridad basada en el Comportamiento (PSbC), el protagonista principal es el Nivel Operativo de la organización. La implementación de las Directrices de la OIT, mediante el enfoque del PSbC, genera una sinergia tal que permite asegurar la gestión exitosa de la Seguridad y Salud Ocupacional.

Características del Proceso de Seguridad basada en el Comportamiento

 

La Seguridad basada en el Comportamiento (SbC), es una metodología proactiva de mejoramiento continuo de la seguridad, cuyo objetivo es la reducción de accidentes como resultado de la transformación de los comportamientos riesgosos en hábitos seguros. Sus características esenciales son:

 

Enfoque proactivo

 

El enfoque proactivo de la SbC, consiste en abordar la “pirámide de accidentes” de “abajo hacia arriba”, reduciendo los comportamientos riesgosos y como resultado reducir la cantidad de incidentes, accidentes leves, accidentes graves y finalmente muertes.

El concentrarse en los comportamientos riesgosos, también proporciona un mejor indicador del nivel de seguridad que el obtenido por los índices de accidentes por dos razones: Primero, los accidentes son el resultado final de una secuencia de causas que normalmente son disparadas por un comportamiento riesgoso; y Segundo, los comportamientos se pueden medir objetivamente en forma diaria.

 

Significativa participación de los trabajadores

 

Una de las razones del éxito de la seguridad del comportamiento, es que involucra completamente a los trabajadores en el manejo de la seguridad, tal vez, por primera vez en su vida laboral. Tradicionalmente, el manejo de la seguridad ha sido un proceso “de arriba hacia abajo “, con una tendencia a ser administrado por el primer nivel gerencial. Esto significa que los trabajadores, que tienen la mayor probabilidad de accidentarse, están tradicionalmente divorciados del proceso de mejoramiento de su propia seguridad.

La seguridad basada en el comportamiento, supera esta problemática al adoptar deliberadamente una metodología de implementación con gran participación del nivel operativo, de manera tal, que aquellos  que están expuestos a los riesgos del trabajo participan activamente en el diseño del proceso y en la eliminación de sus comportamientos riesgosos.

 

Dirigido a comportamientos riesgosos específicos

 

Otra razón del éxito del proceso de mejoramiento del comportamiento, es que se concentra en la pequeña proporción de comportamientos riesgosos que son la causa de la gran mayoría de los accidentes ( Ley de Pareto ). Cabe aclarar que los comportamientos riesgosos abarcan a los directos del trabajador y a los indirectos del resto de la organización, que en general se ponen de manifiesto por medio de las “barreras” a los comportamientos seguros del trabajador.

 

Basado en la recolección de datos observables

 

Sobre la base de “lo que se puede medir se puede hacer”, trabajadores entrenados (observadores) monitorean los comportamientos de seguridad de sus compañeros en forma regular. Obviamente, que cuanto mayor es el número de las observaciones, los datos serán más confiables, y mayor será la probabilidad de lograr el comportamiento seguro. Esto está de acuerdo con el Principio de Incertidumbre de Heisenberg, que establece que por el hecho de observar y medir el comportamiento en seguridad de la gente, se modifica el comportamiento de aquellos que son observados.

 

Proceso decisorio basado en información objetiva

 

Una razón adicional para el éxito de la seguridad del comportamiento, es su énfasis en la focalización en un proceso decisorio basado en información objetiva, resultado de la observación de los comportamientos reales de los trabajadores. El resultado de las observaciones, se transforma en una métrica: comúnmente el porcentaje de comportamientos seguros. Mediante el análisis de la tendencia de estos datos, se puede deducir dónde están las barreras para el mejoramiento del comportamiento.

 

Proceso sistemático de mejoramiento continuo

 

Una característica única del proceso de mejoramiento del comportamiento, es la introducción de eventos programados que se combinan para crear un mejoramiento integral de la seguridad. Una vez identificados los comportamientos críticos, se realiza un conjunto  de observaciones para establecer “el valor estadístico base”, o nivel de seguridad inicial de la empresa. Se definen objetivos de mejoramiento y se comienza con el proceso de análisis de los resultados y acciones para modificar los comportamientos riesgosos. A continuación se definen un nuevo conjunto de comportamientos con los cuales el equipo de mejoras seguirá trabajando y así sucesivamente.

 

Retroalimentación continua  del desempeño

 

La retroalimentación de la información, es el ingrediente clave de cualquier iniciativa de mejoramiento. En este esquema se implementa en tres formas: verbal al trabajador en el momento de la observación;  mediante gráficos colocados en lugares estratégicos; y reuniones breves periódicas donde se analiza el resultado de las observaciones. La combinación de las tres brinda el mejor resultado.

 

Apoyo visible de la gerencia y la supervisión

 

El compromiso visible y demostrable de la gerencia y la supervisión al proceso es vital. Ellos normalmente demuestran su compromiso permitiendo a los observadores realizar sus tareas de observación; reconociendo y premiando a aquellos que trabajan en forma segura; proveyendo los recursos necesarios para realizar las acciones de corrección; ayudando a realizar las sesiones de seguimiento; y en general promoviendo la iniciativa en todo momento y lugar. La mayor parte de los fracasos de estos procesos es la falta de compromiso y apoyo de la gerencia.

 

 

Características principales de las Directrices de la OIT

 

En contraposición con la OHSAS 18001 y la hipotética ISO 18000, están las iniciativas de la Unión Europea y la Organización Internacional del Trabajo entre otras. Así el documento 0135/4/99 EN (con siete elementos clave) que la Unión Europea a través del Comité Consultivo creado ad hoc, publicó en 1999, titulado "European guidelines on the successful organisation of safety and health protection for workers at work (Safety and health managements systems)", subrayaba que las condiciones básicas para que el sistema de gestión de la seguridad y la salud sea eficaz son:

  • Implantación voluntaria.

  • Considerar las circunstancias especiales de las PYME.

  • Procedimientos de evaluación que no requieran auditorias externas obligatorias.

  • Sin objetivos de certificación.

  • Económicamente justificable.

  • Desarrollo y mejora de las aptitudes para el cumplimiento y la cooperación con la legislación y el ordenamiento en seguridad y salud.

  • Incorporación de los trabajadores y/o sus representantes en el diseño, implementación y evaluación del sistema de gestión de la seguridad y la salud.

Por su parte el proyecto de directrices técnicas de la OIT sobre sistemas de gestión de la seguridad y la salud en el trabajo, especifica de forma muy esclarecedora respecto a su postura en cuanto al resto de normas, guías o modelos, que (OIT, 2001:1):
 

“Aunque se han desarrollado una serie de sistemas de gestión de la SST a escala internacional, nacional, regional e industrial, y éstos suelen estar bien diseñados y resultar útiles, no están arraigados en el conjunto de principios sobre SST internacionalmente acordados, tales como los definidos por los mandantes tripartitos de la OIT. Solo un vínculo de esa índole puede proporcionar la fuerza, la flexibilidad y la base apropiada para desarrollar una cultura de la seguridad sostenible en la empresa.”

 

El documento con 16 elementos clasificados en 5 grupos, ofrece directrices técnicas e incorpora principios promovidos por la OIT como por ejemplo la participación de los trabajadores, y a partir de él cada país que lo considere útil deberá adaptarlo a sus condiciones y particularidades nacionales y decidir la mejor forma de implementarlo, siempre desde la perspectiva de la promoción del desarrollo de iniciativas voluntarias, la integración de los sistemas de gestión de seguridad y salud como parte de la gestión general de la organización, el evitar trámites administrativos y gastos innecesarios, el reconocimiento público del éxito de sistemas y prácticas que hayan obtenido resultados satisfactorios y la cooperación y el apoyo de las administraciones e interlocutores sociales.

 

Integración del PSbC a las Directrices de la OIT

 

Considerando que el PSbC es una herramienta,  y no un sistema de gestión propiamente dicho, es necesario complementarlo con un sistema que sea el encargado de gestionar los aspectos administrativos que cumplimenten todos los objetivos de la organización.  Como  el PSbC no es un método “enlatado”, tiene la flexibilidad necesaria  para insertarse en cualquier sistema de gestión tal como el de las normas ISO 9001, ISO 14001 o la especificación OHSAS 18001; pero es con las Directrices de la OIT ( MEOSH/2001) que el PSbC tiene una total sintonía, desde su concepción fundacional, pasando por el diseño e implementación y culminando con la gestión del sistema. Veamos detalladamente cada uno de estos aspectos:

 

Concepción fundacional:

 

Como ya hemos visto, una de las razones del éxito, o sea de la eficacia, de la seguridad basada en el comportamiento, es que involucra completamente a los trabajadores en el manejo de la seguridad. Este aspecto, que para el PSbC es una  de las tres pilares fundacionales, para las Directrices de la OIT, es uno de los principios sobre SST internacionalmente acordados, como así también una de sus características diferenciadoras de los otros Sistemas de Gestión de Seguridad y Salud Ocupacional.

 

Diseño e Implementación:

 

El Equipo de Diseño, integrado por representantes, que en su mayoría son trabajadores del nivel operativo, de todas las áreas de la empresa, es el encargado del diseño e implementación del proceso. Esta etapa incluye la identificación de los comportamientos que producen la mayor cantidad de accidentes, el diseño de los formularios para la realización de las observaciones, la planificación de las tareas de observación y la forma en que se registrarán los datos recolectados.

 

Gestión:

 

El Equipo de Mejoras, equivalente al tradicional Comité de Seguridad, integrado por personal del nivel operativo y de supervisión de todas las áreas alcanzadas por el PSbC, tiene el objetivo de asegurar la integridad del Proceso de Seguridad basada en el Comportamiento. Sus principales funciones son: analizar los datos originados en las Planillas de Observaciones, incluyendo la referida a los comportamientos y a las barreras; establecer los planes de acción necesarios para el mejoramiento de la seguridad; comunicar la información relevante al resto de la empresa y realizar el seguimiento de los planes de acción.

 

Conclusiones

 

Los Sistemas de Gestión, tal como el conjunto de normas ISO 9000 y 14000, la especificación OHSAS 18001 e incluso las Directrices de la OIT son básicamente sistemas documentales cuya eficacia se basa en documentar todo lo que se hace y en hacer todo lo que se escribe. La obtención de la acreditación de un sistema de gestión, no asegura que los documentos reflejen la realidad de lo que sucede en la planta.

En primer lugar, el hecho de contar con una política, procedimientos y reglas para la gestión de la seguridad, son condiciones deseables y necesarias pero no suficientes para garantizar o asegurar que el personal haga el trabajo como realmente debería hacerlo, es decir manteniendo un comportamiento seguro en forma permanente.

En segundo lugar, no existe sistema de gestión que pueda registrar los comportamientos reales en el momento de la realización de los trabajos, como por ejemplo la forma de uso y estado de herramientas y equipos o la colocación de un candado de seguridad y su correspondiente etiqueta. Además, es muy fácil “fingir” que se trabaja siguiendo el procedimiento y documentando la actividad, “completando” formularios como si fuera un “trámite” burocrático,  que no describen las actividades operativas reales. De acuerdo a mi experiencia, esto es más habitual de lo que parece.

Por último, luego de haber adoptado todas las medidas tradicionales – auditorias de seguridad, mantenimiento y control de equipos y herramientas, desarrollo de los procedimientos y capacitación del personal –, siempre queda la siguiente pregunta:

 

¿Qué estamos haciendo acerca del comportamiento momento a momento del personal?

 

El Proceso de Seguridad basada en el Comportamiento (PSbC), ayuda al personal de todos los niveles a comprender y a adoptar los comportamientos necesarios para alcanzar los objetivos de seguridad definidos. La finalidad de esta metodología no es reinventar un sistema de gestión de seguridad, sino construir sobre los logros alcanzados en el campo de los sistemas de gestión. El enfoque desde la visión del comportamiento, incorpora un mecanismo efectivo para mejorar la seguridad, comprometiendo al personal en un nuevo y poderoso proceso de mejoramiento continuo.

 

 

 Como podemos
 ayudarlo?

 - Datos de contacto

 - Form. de Contacto 





Proceso de Seguridad basada 
en el Comportamiento  


 

Diseño web :: Division1.com.ar